Cae homicida que mató a la señora Isabel Caballero en Coscomatepec.

Comparte este artículo..
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
Share on LinkedIn
Linkedin

Por Redacción Época N.M.

Huatusco, Ver.- La Policía Municipal detuvo un sujeto que se encontraba inhalando sustancias tóxicas en la Colonia Centenario, quien presuntamente está acusado de ultimar a la señora Isabel Caballero Hernández, originaria de Cuautolontitla perteneciente de Coscomatepec, por lo que fue puesto a disposición de la Fiscalía Regional de Huatusco.

Fue la tarde de ayer, cuando una llamada anónima indicó que en la Colonia Centenario de esta ciudad, se encontraba una persona inhalando sustancias prohibidas, por lo que requerían la intervención de la Policía Municipal.

Al lugar arribaron los gendarmes quienes detuvieron al sujeto, remitiéndolo a la preventiva por falta administrativa; sin embargo, al checar sus antecedentes en el sistema, se percataron que el individuo contaba con una orden de aprehensión por homicidio calificado.

Los Agentes ministeriales acudieron a la Comandancia Municipal, asegurando al sujeto identificado como j. Antonio. P.S., de 26 años de edad, con domicilio en la congregación el Durazno de Coscomatepec.

En las próximas horas Antonio será llevado al reclusorio de media seguridad La Toma en Amatlán de los Reyes, para fincarle su sentencia.

Cabe recordar que fue el pasado lunes 19 de febrero en la comunidad de Cuautolontitla, donde un sujeto desconocido perpetró una humilde vivienda, el cual le arrebató la vida a una mujer de nombre Isabel Caballero Hernández de 82 años de edad, quien presentaba heridas por un arma punzón cortante en distintas partes del cuerpo.

Los hechos ocurrieron aproximadamente a las 16:30 horas, cuando la occisa se encontraba en su recamara descansando, momento en que entro el C. J. Antonio P. S. y comenzó a agredir a la señora Isabel, por lo que comenzaron a forcejear. Rompió una botella Antonio, misma que utilizó para ocasionarle diversas heridas a la señora Isabel en el rostro, cuello y tórax.

Posteriormente ya sin vida, Antonio trató de ocultar el cuerpo metiéndolo en una bolsa negra de plástico de la cabeza hasta la cintura, para luego cubrirlo con ropa, saliendo del lugar llevando consigo una mochila color negro, llevando en su interior una pantalla propiedad de la occisa, cerrando la puerta principal y retirándose del lugar, siendo visto por vecinos del lugar.

Comparte este artículo..
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
Share on LinkedIn
Linkedin